jueves, 18 de septiembre de 2008

¿Del Arte Pop al Postarte?


La pregunta, formulada en el libro recientemente aparecido del historiador y filósofo Donald Kuspit –justamente titulado El fin del arte-, es relevante debido a la influencia del pop en la obra artística realizada desde los años noventa…

Opinión: Lawrence Alloway bautizo al arte pop en 1956, este movimiento nace de una cultura popular surgida en los tiempos posteriores a la segunda guerra mundial. Democracia, moda, tecnología y consumo aportaron los elementos principales. Como siempre que surge un movimiento, en realidad hubo una gran variedad de estilos.
El pop se caracterizó por reflejar el mundo con un lenguaje figurativo desplegado en grandes formatos. Sus temas incluyeron referencias urbanas provenientes de la prensa y el espectáculo, por lo que predominaron la sexualidad, la producción masiva industrial y los hábitos de consumo. Se estilizo la imagen reduciendo volúmenes y aplanando formas. La publicidad de artículos domésticos suministro desde sopas enlatadas, autos, refrigeradores y otros, hasta imágenes emblemáticas de Hollywood como Marilyn Monroe.
Al parecer el pop llego para quedarse; puede sonar frívolo, pero enfatiza la naturaleza democrática del pop, pues el objetivo era que “todo mundo” entendiera el arte. Era el signo de la época. Con gracia las amas de casa preparaban menús precocinados que no las distraía de su meta: Vivir. La guerra había robado tiempo a todos y no había tiempo que perder.
Libertad y novedad fueron las consignas y eso fue refrescante, que era un termino publicitario que marco la era del pop.


FAHRENHEIT°.
Agosto-Septiembre 2007.
Magali Tercero.
CA Proyección.



-Jair Dario Trejo Melendez