miércoles, 24 de septiembre de 2008

Pasión Efimera


El artículo habla sobre la celebración de la casa Louis Vuitton por sus 30 años de haber aparecido en Japón, la cual consiste en una temporal alianza con la diseñadora de la controversial casa Comme des Garçons e inaugurar una tienda en conjunto en Omotesando, Tokio, la cual estará vigente tan solo 3 meses.

Para este proyecto, la creadora de la llamada antimoda y de las Guerrilla Store, Rei Kawakubo, realizó con su distintiva excentricidad la reinterpretación de 2 modelos que aparecieron originalmente con el monograma de Louis Vuitton hace 30 años (Sac Deux Poches y Petit Marceau), intervino en el diseño de la icónica bolsa Papillon y en la HL agregando asas en grandes cantidades o colgó sus clásicos kawaii hechos con el mismo monograma de la bolsa; diseñó exclusivamente un bolso para fiesta sin perder la estética característica de Rei, pero sin dejar de lado el clasicismo y el concepto tradicional de la firma Louis Vuitton.

En mi opinión, el resultado de esta fusión temporal fue muy buena, en especial la campaña publicitaria, la cual estuvo por completo en manos de Kawakubo y para la cual reutilizó imágenes de su colección de novias del año 2006, ya que a decir suyo, una boda es la más grande celebración que puede haber y en ello se basó para el diseño de la bolsa de fiesta que creó. Me parece que la propuesta asiática en una firma tan europea y occidentalizada como lo es el grupo LVMH es muy refrescante, en especial cuando viene de una diseñadora tan irreverente como lo es Rei, quien aporta pequeños pero distintivos rasgos iconos de la cultura pop oriental como los pequeños kawaii pendientes en un Papillon con el monograma LV estampado sobre ellos.

Me parece que la casa Louis Vuitton no solo está tomando de Rei sus aportaciones en materia de diseño y decoración de la tienda que abrieron en conjunto, sino que en cierto modo, retoma su idea de las mencionadas Guerrilla Stores, que no son mas que tiendas temporales que después de cumplir su objetivo desaparecen o pasan a ser otra cosa. Por mi parte, me parece que las aportaciones de Kawakubo fueron excelentes (y es una lástima que no estén disponibles mas que en Tokio) y se esperan más fusiones de este tipo del grupo LVMH pronto.



Revista Harper´s Bazaar
Editorial Televisa
Septiembre de 2008
Artículo por Romina Farías.



L. DaNiel H. PlieGo 1oLA